domingo, 12 de agosto de 2012

The Body Snatcher (1945)

Hace ya demasiado desde la ultima que comente de Karloff y Lugosi.

Un doctor que imparte clases a futuros doctores requiere de cadaveres para ello, pero los que consigue de forma legal no le son suficientes, por ello echa mano de un cochero sin escrupulos que no dudara en desenterrar algun muerto a cambio de una comision.

Fue la octava y ultima pelicula en la que salieron juntos Boris Karloff y Bela Lugosi, he comentado ya varias de ellas como "The Black Cat" (1934) o "The Raven" (1935). Esta vez el duelo lo gana Karloff, aunque es una batalla desigual pues Lugosi tiene un papel menor.

Karloff es el cochero que roba cadaveres primero y asesina sin pensarselo para venderlos al medico al que una vez le salvo la vida. Es quizas su mejor interpretacion y, curiosamente, una de las que menos maquillaje usa.

Lugosi en esta pelicula es solo el sirviente del doctor, el encargado de limpiar mientras escucha a hurtadillas todos los chanchullos para poder hacer chantaje en el momento adecuado. Un papel interesante pero con muy pocos minutos en pantalla.

Basada en un relato de Robert Louis Stevenson quien se inspiro en unos hechos que sucedieron en Escocia a finales del siglo XIX. Para que los medicos tuviesen cadaveres les eran cedidos los de los presos ejecutados, pero cambiaron las leyes y ya no podian obtener tantos cuerpos. Por eso nacio el personaje del ladron de cadaveres, quienes mediante la ayuda de los enterradores sabian que tumba abrir.

Los medicos llegaban a pagar precios desorbitados por los cadaveres porque existian muchos peligros. La gente se dio enseguida cuenta de los robos y por ello empezaron a poner vigias en los cementerios, que bien podian ser perros, durante unos dias hasta que el cadaver ya no pudiera ser util.

Es una pelicula con un estilo bastante particular, las interpretaciones priman sobre la accion que no parece cesar en ningun momento aunque esto es porque son varias historias paralelas que se van entrelazando. E incluso cuando parece llegar a una conclusion la historia no cesa porque va cerrando cada hilo argumental de forma independiente. Es algo que me ha gustado mucho.

Y es que no solo tenemos a los dos actores de mas renombre, el que hace de doctor, Henry Daniell, va cogiendo fuerza hasta que al final explota.

Numero de visitas totales: