domingo, 23 de junio de 2013

The Invisible Man (1933)

En España la titularon "El hombre invisble".

Un hombre extraño aparece en mitad de una noche fria en una taberna de un pequeño pueblo solicitando una habitacion. Solo pide que no se le moleste pero la curiosidad de los habitantes es inevitable y, eventualmente, consiguen que se enfade. En ese momento descubren su secreto, es invisible y, tras burlarse un rato de ellos, decide marcharse.

Esta vez si esta basada en una obra muy famosa, concretamente de H.G.Wells. Aunque hubo una serie de versiones del guion ya que fue pasando de mano en mano por practicamente todos los guionistas de la Universal (incluido el propio James Whale), al final se opto por coger el argumento original (aparte porque el autor debia aprobarlo) pero con unas ligeras modificaciones o si lo preferis, licencias artisticas, como la inclusion de la pareja del cientifico o sus aires megalomaniacos.

La pelicula guarda muchas semejanzas estructurales con la de "Frankenstein" (1931). Tenemos a un cientifico loco que vive aislado enfrascado en lo que sera su obra mas grande, alejado de su pareja a quien visita su mejor amigo con intenciones de algo mas que consolarla y eventualmente el pueblo se alzara contra su creacion con animo de destruirla.

La pelicula es un drama suavizado con algunas escenas de humor, sobretdo por parte de los personajes secundarios (los habitantes del pueblo). El toque mas terrorifico lo da el protagonista cuando describe sus planes futuros, aunque no llega a aprovecharse de la invisibilidad como uno cabria imaginar porque esta mas obsesionado con volver a ser normal.

Lo mas llamativo de esta pelicula son, como no, los efectos especiales. Aunque desde practicamente que nacio el cine tanto Edison como Melies con gran imaginacion lograban hacer efectos cada vez mas sorprendentes en sus obras, algunos efectos tardaron unos años en aflorar. En este caso no podian usar la superposicion de imagenes "recortadas" porque estaba muy desfasado y buscaron una nueva manera de hacerlo usando tela de color negro para cubrir las partes "invisibles" grabando sobre un fondo totalmente negro. Hoy en dia se hace con algun color brillante pero esencialmente es lo mismo.

Protagonizada por Claude Rains, un actor que practicamente surgio de la nada. James Whale queria a alguien con una voz muy caracteristica para su papel principal y, aunque la audicion que hizo Rains fue desastrosa, su voz se impuso por encima del resto y convencio totalmente al director. No es su primera pelicula aunque si su primer exito, años mas tarde saldria en titulos como "The Wolf Man" (1941), en el papel del padre del hombre lobo, "Casablanca" (1942), como el policia Renault o incluso "Lawrence de Arabia" (1962).

Una de las curiosidades mas interesantes es que el papel protagonista le fue ofrecido a Boris Karloff pero lo rechazo porque no se le veria la cara hasta el final. Es otra de esas peliculas que me intriga saber como hubiera quedado.

La siguiente entrada tratara sobre la secuela de esta, salio pocos años despues.

Numero de visitas totales: