jueves, 11 de julio de 2013

Jaws in Japan (2009)

Conocida tambien como "Psycho Shark".

Mai y Miki son dos amigas que se van a pasar unos dias en una playa solitaria de Okinawa. Nada mas llegar al motel el dueño les dice que disponen de una camara por si quieren grabar sus dias alli como recuerdo. Al principio lo pasan muy bien las dos pero Mai esta decidida a ligarse a un chico que ha visto por alli, un tal Kenji. , asi que deja a Miki asolas en la habitacion. Miki, aburrida, se pone a buscar el mando de la tele cuando encuentra una cinta de camara debajo de una cama y se pone a verla.

Dios mio, es tediosa a mas no poder. De normal las peliculas japonesas son lentas y quieras que no a estas alturas ya estoy acostumbrado, por eso la he podido terminar de ver. Pero esta es extremadamente lenta y encima la historia es como para contarla en 10 minutos, un corto le hubiera hecho mas juticia.

Cuando uno lee alguno de los dos titulos que tiene lo primero que le viene a la mente es o bien una copia de la pelicula de Spielberg a la japonesa o bien una pelicula mas sobre un tiburon asesino que mata de forma mas incontrolable que el resto. Pues ni lo uno ni lo otro, es que ni parecido.

Del tiburon en si, y de sus ataques, no vemos nada hasta los ultimos 10 minutos de pelicula y, creedme, os arrepentireis de esperar tanto. Es un CGI horroroso, hiperdimensionado que carece de logica en las dos tomas en las que se le ve mas o menos bien. Os pongo una captura porque es para mearse de risa.

Pero lo peor del tema, que manda cojones, es que se pasan toda la pelicula repitiendo las mismas imagenes una y otra vez, ahora desde el punto de vista de las chicas, ahora como las mira una por la camara, ahora desde el punto de vista externo, en plan las estan espiando.

Que esa es otra, la subtrama del pajillero del motel (por decir algo). Es un stalker puro y duro, tiene camaras escondidas por todas partes que no paran de rodar. En realidad es un personaje que ES interesante pero al que no le dan ninguna importancia ni protagonismo hasta el final de la pelicula donde aparece camara en mano.

Os voy a ahorrar la perdida de tiempo de verla (aunque la teneis en youtube si necesitais echaros una siesta o algo). El tal Kenji se dedica a matar a las chicas que van al motel ligandoselas, el tiburon no tiene protagonismo en ningun momento (salvo un sueño que tiene una y ve su aleta) y las muertes son siempre o desde muy lejos o fuera de camara, no hay ni gore ni na. Ale, que lo paseis bien.

Numero de visitas totales: